Saltar al contenido

Derogación de las restricciones publicitarias en sector del juego online

derogan la prohibición de bonos en casinos

El Gobierno de España ha decidido derogar las restricciones publicitarias aprobadas durante el Estado de Alarma coincidiendo con la vuelta de La Liga. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha decidido devolver “la normalidad” a los operadores de juego online prevista para el 21 de junio. Estas medidas se aprobaron para combatirla ludopatía, ya que el confinamiento ha obligado a las personas a permanecer en casa y esto ha disparado el juego online.

Derogación de las restricciones publicitarias en sector del juego online

El Gobierno aprobó el Artículo 37 del Real Decreto de Ley 11/2020 en el que se prohibía la publicidad de casinos y casas de apuestas mientras durase el Estado de Alarma. Sin embargo, desde el jueves 12 de junio, los operadores pueden volver a publicitar en sus página web bonos y promociones. Además de poder realizar campañas en televisión, radio y otras plataformas audiovisuales para promocionar su marca.

Más de dos meses en los que los casinos y las casas de apuestas no han podido realizar campañas de márketing para captar nuevos clientes o conseguir la fidelización de los existentes, enviar correos electrónicos, publicitar bonos o promociones, ofrecer regalos… Estas medidas se llevaron a cabo por el previsible incremento del juego online en pleno confinamiento.

Reapertura de casinos presenciales

La nueva normalidad parece que se instala para quedarse definitivamente en el sector del juego. Alrededor del 70% de España está en Fase 3. Un hecho que permite dar un respiro a la industria del juego tanto presencial como online. Desde el pasado 1 de junio, las provincias en Fase 3 de la desescalada pueden abrir al público casinos, locales de apuestas, salones recrativos,…

El sector del juego presencial ha permanecido cerrado alrededor de tres meses como medida para combatir el COVID-19. La apertura se hace bajo estrictas medidas de seguridad e higine para proteger a los ciudadanos. De momento, las salas de juegos y apuestas pueden abrir con el 50% del aforo y un máximo de 50 personas, incluidos los trabajadores del local. Además deben suministrar dispensadores degeles hidroalcohólicos, garantizar la distancia interpersonal mínima de dos metros y extremar la limpieza de cualquier material de las salas.