Saltar al contenido

La estrategia Martingala en la ruleta

abril 24, 2019

El sistema Martingala tiene su origen en Francia en el siglo XVIII. Esta estrategia también es conocida como la Técnica Mayer. Sin embargo, no fue hasta 1934 cuando Paul Pierre Levy, un matemático francés, trabajó en la teoría de las probabilidades e introdujo la estrategia Martingala.   Quizás es la estrategia más popular de la ruleta. Sobre todo la utilizan jugadores inexpertos o jugadores principiantes.

Se basa en el principio de duplicación en caso de perder una apuesta. Y hay que seguir este principio de duplicación hasta ganar una partida.  La estrategia Martingala defiende que en el momento en que se gana, se recupera la cuantía apostada y se obtiene un beneficio. Eso sí, en el momento en el que se gana una partida, el sistema de apuestas se tiene que iniciar de nuevo.

 

Ejemplo estrategia Martingala

Tienes un presupuesto de 10 euros y decides apostar 1 euro al negro. La bola se detiene en el rojo. Has perdido. La segunda ronda apuestas al negro 2 euros. En este caso, la bola se detiene nuevamente en el rojo. Lamentablemente has vuelto a perder. En la tercera ronda, apostarás 4 euros. Finalmente la suerte está de su parte, y la bola cae en el negro. Enhorabuena has ganado 8 euros. A esos 8 euros hay que añadir los 3 euros restantes que tenías. Así que tu balance es positivo, 11 euros. Si decides volver a jugar debes apostar 1 euro.

A continuación te mostramos en esta tabla como se llevaría a cabo las apuestas.

* Fuente: “Probabilidades y expectativas de ganar”

Es una estrategia muy intuitiva por parte del jugador y fácil de llevar a cabo. No es necesario ser ningún gurú de la ruleta para poder jugar. Simplemente hay que conocer las reglas y seguirlas.

En el caso de decidir jugar a la ruleta con esta estrategia es importante empezar a jugar con cantidades muy pequeñas.

 

Desventajas de la estrategia Martingala

1. La probabilidad no siempre se ajusta a la realidad

Es cierto que si durante diez partidas ha salido el color negro, existe una probabilidad muy alta de que salga el color rojo en la siguiente partida. Sin embargo, es sólo eso, una probabilidad. Puede volver a salir el negro y tener que esperar a la undécima partida para ganar y recuperar el dinero perdido.

2. El umbral máximo de apuestas es infinito

Los recursos económicos de un jugador son limitados. Por ese motivo, cuando el jugador decide apostar a la ruleta debe tener siempre un presupuesto limitado. Si se lleva a cabo la estrategia Martingala y durante varias partidas se pierde, el dinero que necesitas para apostar aumenta de forma considerable y se necesitan recursos infinitos para poder seguir apostando.

Se puede ver en la tabla superior que en la primera ronda se empieza apostando 1 euro y diez partidas después la apuesta es de 512 euros.

Quizás una buena opción es jugar a la estrategia Paroli, también conocida como Martingala inversa, ya que es menos arriesgada económicamente.

3. Límite máximo de apuesta del casino

Realmente la estrategia funciona. Por ese motivo los casinos se vieron obligados marcar límites máximos de apuestas. En el peor de los casos, puede ser que el jugador esté en racha y tener que abandonar la partida por haber alcanzado el límite máximo de la mesa.

 

4. No es una buena estrategia a largo plazo

El principal motivo por e que no es una buena estrategia a largo plazo es porque se requiere cuantías muy elevadas para hacer frente a las pérdidas.

 

Desde Secret Casino Tips te recomendamos que antes de decantarte por cualquiera de las estrategias de la ruleta juegues en modo prueba. La mayoría de los casinos disponen de la opción “Demo”. De esa manera podrás entrever si la estrategia que quieres seguir es la adecuada. Si en la versión prueba siempre pierdes, cambia de estrategia y no apuestes tu dinero real. Es prácticamente seguro que vas a perder.