Saltar al contenido

Blackjack Surrender: reglas y estrategia

blackjack surrender

El desarrollador de juegos Playtech creó el Blackjack Surrender online hace unos años. El éxito del juego fue apoteósico desde su lanzamiento y es que los aficionados del blackjack vieron en esta variante una forma trepidante a la par que emocionante de jugar al clásico 21. Descubre las reglas y la estrategia del Blackjack Surrender y aprende a jugar a uno de los juegos más populares en los casinos, ya sean físicos u online.

Rendición tardía, la excepción de la norma

El blackjack Surrender tiene una particularidad que le hace especial y diferente a cualquier otra variante.  El propio nombre del juego da una pista más que considerable… Seguro que alguno de vosotros ya lo habéis adivinado… “surrender”. Sí, lo que le diferencia del resto de los juegos es la posibilidad de renunciar a la mano al principio del juego. La acción de rendirse también es conocida como rendición tardía.

La rendición tardía sólo es posible tras el reparto inicial de la partida. En el caso de que el jugador decida pedir una carta, dividir la apuesta por tener dos cartas iguales, pedir un seguro, ya no se permite la rendición.  Esta acción permite al jugador recuperar la mitad de lo apostado. La posibilidad de recuperar la mitad de la apuesta sólo se debería utilizar cuando la banca dispone de una buena  carta descubierta, por ejemplo, si la posibilidad de hacer blackjack son altas, o cuando las cartas del jugador son francamente malas. No es recomendable utilizar la rendición tardía como estrategia de juego.

Datos básicos

Las reglas y estrategia del blackjack Surrender son similares a la del juego tradicional con alguna excepción. El principal objetivo es vencer a la banca y ganar la partida. Para ello es necesario conseguir 21 puntos o acercarse a esta puntuación lo máximo posible sin pasarse. En el caso de obtener 22 puntos o más, el jugador o el crupier pierde automáticamente.

Se utilizan seis barajas de 52 cartas y los comodines no tienen cabida. El valor de las cartas es el mismo que en el blackjack tradicional. Las figuras K, Q, J valen 10 puntos, el As puede valer 1 u once puntos. El resto de cartas tienen el mismo valor que marcan.

La ventaja de la casa es baja, lo que le permite al jugador tener más probabilidades de éxito. Es quizás por ello que es una de las modalidades más populares entre los aficionados al blackjack.  La tasa del RTP es de un 99.62%.

Jugador

El jugador o los jugadores reciben ambas cartas boca arriba. El jugador tiene la posibilidad de:

  • rendirse, y obtener la mitad de la apuesta;
  • pedir cartas, no existe un número máximo de cartas que pueda pedir, básicamente son las que el jugador necesite para alcanzar los 21 puntos sin pasarse,
  • pasar por haber conseguido blackjack, acercarse lo máximo posible o haberse pasado. Sólo entonces, será el turno del crupier.

Si el jugador decide dividir la apuesta, por ejemplo si tiene dos 6, y pide carta,  no se permite la opción de rendición tardía. En el caso de que en la mano del crupier haya salido un As, el jugador puede optar por pedir un seguro. Esta opción de apuesta de seguro se permite para proteger al jugador ante un hipotético blackjack de la banca.

Crupier

Las reglas que rigen el juego del crupier son las mismas que en el juego tradicional. No se puede plantar con 16 puntos o una cifra inferior, tendrá que pedir siempre carta. Y se planta si los puntos de su partida son de 17 a 21. En el caso de que obtenga 22 o más puntos, pierde automáticamente. No obstante, no significa que su contrincante, el jugador, gane. Sólo ganará si no se ha pasado.

Al finalizar los jugadores de jugar, el crupier es el encargado de repartir las ganancias.

Pagos

Los pagos se realizan de la siguiente manera:

  • Si el jugador consigue un blackjack se paga a 3:2
  • En el caso de que el jugador no consiga blackjack, pero consiga ganar a la banca, se paga 1:1.
  • Si el jugador ha pedido la opción de seguro y gana la partida, también se paga 1:1
  • Cuando el jugador decide optar por la rendición tardía sin jugar, obtendrá la mitad de lo que haya apostado.

Secret consejo

Es un error utilizar la rendición tardía como norma. Es una estrategia nefasta que te hará perder sin ni siquiera haber optado a jugar. Incluso una mano que puede resultar perdedora presenta opciones reales de que se convierta en una partida ganadora. La opción de rendición tardía, como te hemos explicado anteriormente, se debería utilizar en casos excepcionales. Cuando el crupier tenga posibilidades altas de conseguir blackjack o cuando realmente la mano sea mala. La rendición tardía no es una estrategia.  Recuerda que el juego debería ser un entretenimiento, no una forma de obtener beneficios. Juega con responsabilidad.

Si estás interesado en otras variantes del blackjack, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestra sección de Blackjack