Garzón 0 – Realidad 1; Primer asalto…
Y los que le quedan a esta pobre alma cándida.

Responder