Saltar al contenido

Gana un millón de dólares en un sorteo sin jugar

Una de las premisas más importante a la hora de jugar a los juegos de azar es participar. Algunas personas dicen que la fortuna del juego nunca estará de su lado cuando nunca juegan. Y es que claro, es imposible ganar a la lotería sin jugar. Es imposible hasta que sucede. Y es que un hombre de Arlington, Estados Unidos, gana un millón de dólares en un sorteo sin jugar. ¿Cómo es posible? A continuación te explicamos esta historia tan curiosa que ha sorprendido a propios y extraños.

Daniel Schuman es un abogado afincado en Arlington al que no le gusta jugar a los juegos de azar. Su historia se ha hecho popular por ganar un premio millonario sin participar en el sorteo de Año Nuevo de la lotería de Virginia. En el condado de Virginia el primer día del año se realiza un sorteo similar a la Lotería de Navidad en España. En dicho sorteo se reparten varios premios millonarios. Los más importantes son tres de un millón de euros, seguidos de cinco premios de 100.000 dólares y otros tantos premios de 500 dólares.

La mujer de Schuman decidió hacerle un regalo muy especial en Navidad, un boleto  para el sorteo de Año Nuevo.  Días después del sorteo la pareja decidió comprobar si el boleto había sido agraciado con algún premio. Ahí llegó su sorpresa y mejor regalo del Navidad y del año.  Los números elegidos por la mujer de Schuman les acababan de hacer millonarios. Y no era cualquier premio. Era uno de los tres premios de un millón de dólares que se reparten una vez al año en el sorteo de Año Nuevo.

Un boleto premiado para un hombre que nunca jugó

Tardaron unos días en procesar la noticia. Esperaron hasta el 20 de febrero para ir a cobrar el premio. De hecho, no se podían creer lo que les había sucedido.  En palabras del propio Schuman para el diario Washington Post fueron las siguientes “Fue impactante. Es como… ¡esto no es lo que esperábamos!”.

A Daniel Schuman nunca le ha gustado los juegos de azar, de hecho, no piensa participar en ningún sorteo. Desea seguir con su vida y su rutina anterior al premio. Sin embargo, su vida no será nunca la misma, ya que dispone de un millón de dólares más. Tampoco se sabe si su mujer decidirá regalarle algún otro boleto. Eso sí, no sabemos si la suerte estará de nuevo de su parte o no. De momento la suerte de Schuman es de un 100%. Una participación, un súper premio.

¿Creéis que es posible ganar un millón de dólares en un sorteo sin jugar?

También puedes leer la historia de Jodie Scullium, una joven que ganó un millón de dólares la primera vez que jugó.